Si esta publicación te parece interesante, compartila... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

El día 13 de diciembre de 2016 el Canal Encuentro transmitió un muy interesante debate acerca de la maternidad subrogada, o también llamada gestación por sustitución.

Se trata de una técnica de reproducción humana asistida  (TRHA) en la que intervienen las siguientes partes:

  • los comitentes: aquellos que desean tener un hijo
  • la gestante: la mujer que va a llevar adelante el embarazo y al cabo del cual, se compromete a entregar al recién nacido a los comitentes.

Esta TRHA no fue regulada en el Código Civil y Comercial de la Nación (CCyC), o mejor dicho, fue prohibida solapadamente. Digo esto porque el CCyC dispuso en un artículo, el 562, que los  nacidos por las técnicas de reproducción asistida son hijos de quien dio a luz y del hombre o la mujer que también ha prestado su consentimiento previo, informado y libre.

Entonces, según esta norma, la madre del nacido por esta TRHA sería la mujer gestante que precisamente no quiere ser madre, sino solo una colaboradora en el proceso de reproducción que se limita a prestar su útero.

Así todo, ya han salido algunos fallos que han declarado inconstitucional el citado artículo 562 del CCyC.

En el debate televisivo que comento se han planteado numerosos interrogantes.
Entre ellos, los siguientes:
¿Es ético comerciar con el cuerpo humano?
¿Se puede prestar el útero a cambio de dinero?
¿Se establece algún vínculo emocional o psicológico relevante entre la gestante y el niño en formación que pueda luego dejar secuelas en el niño nacido con motivo de la separación?
¿Si se admite la comercialización, ello no conlleva a la explotación de la mujer gestante de escasos recursos que se preste a ello por necesidad?

Vean esta entrevista televisiva y saquen sus propias conclusiones.

Andres Beccar Varela

¿Qué piensan los que no piensan como yo? / Alquiler de vientre

 

Si esta publicación te parece interesante, compartila... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email